La “no derogación” o “la no reforma” laboral

La “no derogación” o “la no reforma” laboral

La “no reforma laboral «se olvida de muchos aspectos dañinos para los trabajadores.

El S.R.T. considera insuficiente la reforma laboral y una tomadura de pelo a la clase trabajadora. Llevamos meses escuchando que hay que derogar la reforma laboral herencia del gobierno Zapatero 2010 y del gobierno Rajoy 2012 y ahora se pacta la misma reforma que ha sumido a nuestro país en la mayor precariedad que se recuerda, intentando tapar con un puñado de tiritas, una autentica hemorragia. 

De los asuntos inamovibles que contempla esta “no reforma” del autodenominado Gobierno más progresista de la historia y de los mal llamados “sindicatos de clase” está la de mantener la indemnización por despido improcedente, que fue rebajada de 45 días por año a 33 días por año, viendo también menguadas la cuantía de las indemnizaciones que llevó a cabo el PP para aquellas empresas que se amparasen en previsiones económicas y donde se eliminó la necesaria autorización administrativa para la presentación de los ERE, lo que ha provocado despidos masivos.

Las empresas seguirán amparándose en presuntas previsiones económicas para aplicar medidas de flexibilidad que en muchos casos no necesitan y que precarizan la situación laboral de los y las trabajadoras, con jornadas flexibles a lo largo del año, incluso para las empresas que no tienen esta necesidad y se aprovechan de la norma con total impunidad.

Por otro lado, la prioridad de los convenios de empresa sobre los del sector solo desaparece en materia salarial, manteniéndose en el resto de aspectos, pero sin modificar la redacción de las causas del despido de la reforma laboral de 2012, ni la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. 

Es decir, si tenemos en cuenta todas las cuestiones anteriormente citadas, con la nueva “no reforma laboral” la destrucción de empleo seguirá encontrando en nuestro ordenamiento jurídico la misma falta de resistencia que hasta ahora donde se va a seguir comulgando con las tesis del gobierno del PP, ya que no se prevé ni una sola medida para encarecer el despido o para penalizar a aquellas empresas que hagan un uso abusivo de la norma, trasladando la temporalidad de las empresas a las ETT en un nuevo giro que perpetúa la precariedad laboral y abre vías de negocio para los explotadores de siempre. 

EL S.R.T considera que esta “no derogación” o “no reforma” es una nueva tomadura de pelo a la clase trabajadora, que sigue soportando las consecuencias de nuevas crisis sin recuperarse de una situación aún más dura tras la pandemia de Covid-19, presente en nuestro país desde marzo de 2020, algo que al parecer, para las cúpulas sindicales de CC.OO. y UGT carece de consideración a la vista de la cesión realizada sin contrapartida ni lucha por su recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fem servir cookies per millorar l'experiència d'usuari. Política de privacitat