La Generalitat ajustará el marco normativo a la sentencia de Supremo sobre ITV

Barcelona, 28 abr (EFE).- La Generalitat ha asegurado que está haciendo “las actuaciones necesarias para ajustar el marco normativo vigente a lo que establece la sentencia” dada a conocer hoy por el Tribunal Supremo sobre las inspecciones técnicas de vehículos (ITV).

En un escueto comunicado, el departamento de Empresa y Conocimiento ha reaccionado así a la sentencia del Supremo que anula dos artículos clave del decreto de la Generalitat que en 2010 impuso restricciones a la liberalización del mercado de las ITV en Cataluña.

Este decreto establecía una cuota máxima de mercado del 50 % para las operadoras y fijar una distancia mínima de compatibilidad.

En una sentencia, la sección tercera de la sala de lo contencioso administrativo del Supremo concluye que las limitaciones fijadas por la Generalitat en el decreto, que desarrollaba el reglamento de la Ley de Seguridad Industrial aprobada por el Parlament en 2008, incluyen restricciones a la libertad comunitaria de establecimiento contrarias al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, al no haberse demostrado su necesidad ni proporcionalidad.

En este sentido, el departamento de Empresa, que lidera el conseller Jordi Baiget, se ha propuesto aprobar en este mandato una ley que ponga al día la legislación sobre ITV.

En la nota, la Generalitat también aclara que este fallo “no afecta a la normal prestación del servicio de inspección técnica de vehículos”.

En concreto, el Supremo ha anulado el artículo 74 del decreto de 2010, que establecía que para optar a la autorización de apertura de una estación de ITV en Cataluña la empresa o grupo de empresas solicitantes no podían poseer una cuota de mercado superior al 50 %, ya que entiende que no está justificado este requisito porque el límite no guarda ninguna relación con el fomento de la seguridad vial.

Hasta que el Parlament aprobó la Ley de Seguridad Industrial, en julio de 2008, la sociedad Applus controlaba el 83 % de la cuota del mercado de las estaciones de ITV en Cataluña, ante lo que el tripartito integrado por PSC, ERC e ICV-EUiA que entonces gobernaba Cataluña impulsó la nueva normativa para fijar restricciones a la liberalización del sector.

El Supremo también ha anulado el artículo 75 del decreto, que fijaba una distancia mínima que no se podía rebasar entre la estación para la que una empresa pedía autorización y las ya autorizadas a la misma empresa o grupo de empresas.

El alto tribunal sostiene en este sentido que este artículo no garantiza por si sólo el objetivo de otorgar cobertura de servicios de ITV a las zonas con parque móvil reducido y se remite al Tribunal de Justicia de la UE, que ha advertido que las distancias mínimas no se establecen entre estaciones de ITV de empresas competidoras, sino entre instalaciones de una misma empresa o grupo de empresas.

sentencia itv Catalunya (1).pdf (142310)

EL TEU COMENTARI