Tmb y Applus utilizan “artimañas”.

La lentitud de la Justicia no siempre es inevitable, a veces es premeditada y empleada como estrategia para dilatar la resolución de un procedimiento. Así parece haber sucedido en “el caso “TMB, ya que la empresa ha logrado retrasar el proceso en el que se encuentra inmersa, alegando, posible “incompatibilidad territorial”.

El caso es que la Empresa Applus tiene su sede en Bellaterra, correspondiéndole en juzgado de Sabadell, mientras que TMB tiene las cocheras que son objeto de la demanda, en zona franca (Barcelona). La empresa alega que como el centro denunciado se encuentra en Barcelona la demanda se tendría que haber puesto en el juzgado de Barcelona y no en el de Sabadell, considerando que existe una posible “incompatibilidad territorial”, todo esto meses después de que se haya presentado la demanda y faltando dias para que se celebre el juicio. Nos preguntamos si esto no lo sabian cuando se les notificó la demanda hace meses.

Surrealista y sorprendente como mínimo, la actitud de los demandados, ya que diversas demandas presentadas contra la Empresa Applus, se interpusieron en el juzgado de Sabadell, aunque correspondían a centros de trabajo del área de Barcelona, entendiéndose, incluso la empresa, que al tener la sede, como decíamos en Bellaterra, correspondía interponer la demanda en el juzgado de Sabadell.

Finalmente el día 24 de febrero, que era la fecha inicial para que se celebrase el juicio, no será, a la espera de que el juez determine si procede o no la alegación presentada por la empresa.

Dilatar la resolución de un proceso judicial no quiere decir que no se vaya a celebrar y más pronto que tarde tanto TMB como Applus tendrán que responder ante la justicia contra la demanda presentada por los Delegados de Prevención

EL TEU COMENTARI