No cabe vedar a los delegados de prevención el acceso a la conclusión sobre la investigación empresarial de los daños para la salud de los trabajadores

El Sindicato Federal de Correos y Telégrafos de la CGT formuló demanda sobre conflicto colectivo contra la interpretación y aplicación que hace la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos y la Mutua sobre los accidentes no laborales en virtud de los informes de investigación de accidentes de trabajo y contra la práctica de la empresa demandada de negar la información relacionada con el accidente a los delegados de prevención.

Insiste el sindicato en su pretensión declarativa de ser contrario a Derecho declarar los accidentes como no laborales utilizando para ello el informe de la investigación de los accidentes de trabajo. No es la denunciada una conducta generalizada, porque lo que realmente viene sucediendo es que la Mutua pide a la empresa que le comunique si considera que las lesiones se han producido con ocasión de accidente de trabajo para que le remita volante de solicitud de asistencia para que, en caso contrario, el trabajador acuda al Servicio público de Salud. No existe base para estimar acreditado, con carácter general, que con la sola emisión de un volante y en virtud del informe de investigación del accidente de trabajo, la Mutua acepte o no la contingencia como accidente de trabajo o enfermedad profesional y con ello entienda que se trata de accidente no laboral o enfermedad común.

Los delegados de prevención tienen derecho a acceder a los informes y documentos resultantes de la investigación de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales realizada por la empresa. Varias son las razones que llevan al Supremo a compartir la tesis mantenida por la Audiencia Nacional. Los informes forman parte del proceso global de evaluación de los riesgos laborales y el derecho de información de los delegados de prevención tiene la misma extensión que la potestad informativa de la propia autoridad laboral en este ámbito.

La investigación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales no es una actividad autónoma, sino una parte del proceso de evaluación de los riesgos laborales, en cuanto elemento eventualmente determinante de la revisión de la evaluación inicial. Siendo así, el acceso a los resultados de dicha investigación forma parte del derecho de información sobre la evaluación de riesgos y en la medida en que la autoridad laboral tiene derecho a acceder a tales investigaciones, también lo tienen los delegados de prevención.

No es oponible que el acceso a los resultados de la investigación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales por los delegados de prevención pueda afectar a la intimidad del trabajador que sufre los daños porque precisamente una de las limitaciones al derecho de información es la relativa a los datos de salud.

EL TEU COMENTARI